Instagram no ha devuelto un 200.

Pestiños de vino blanco ¡Ahora sin gluten y sin leche!

Posted on 3 Min lectura

Los pestiños son un postre típico de la gastronomía española (concretamente de Andalucía, Extremadura y Murcia) que se comen en Semana Santa. Tradicionalmente son de miel pero he hecho mi versión personal y los he hecho de vino blanco. Además los he hecho sin gluten y sin leche, así que es un postre apto para celiacos, alérgicos a la leche e intolerantes a la lactosa.

Ingredientes:

  • 125m aceite de oliva suave
  • Piel de medio limón
  • Cucharadita de postre de semillas de anís
  • 225ml de vino blanco
  • Pizca de sal
  • 475 gr de harina de arroz (que no tenga trazas de gluten, leche ni derivados)
  • 2 huevos M
  • Azúcar

Pasos:

  • En un cazo echamos el aceite y calentamos a temperatura media hasta que esté muy caliente pero sin que salga humo.
  • Añadimos la piel de medio limón y la cucharadita de postre de semillas de anís. Freiremos unos minutos a fuego suave y colaremos en un bol el aceite cuando esté totalmente frío. No vamos a utilizar más ni la piel del limón ni el anís así que podemos tirarlo.
  • En el recipiente que hemos colado el aceite añadimos el vino blanco, una pizca de sal y 200 gramos de harina de arroz. Mezclaremos muy bien con una lengua pastelera o un cucharón hasta que no queden grumos en la masa.
  • A continuación iremos añadiendo poco a poco 275 gramos más de harina de arroz. Es muy importante que lo hagamos así y no de golpe para que la masa no se agriete y vaya cogiendo una textura semi elástica poco a poco.
  • Agregamos los dos huevos y mezclamos bien hasta que tengamos una masa homogénea, sin grumos y con todos los ingredientes bien disueltos e integrados. Amasaremos con las manos durante unos cinco minutos, si ves que se pega demasiado agrega como mucho una cucharada sopera de la misma harina. ¡No más aunque siga siendo complejo amasarla! Si añadimos demasiada harina la masa será muy seca y se resquebrajará. Las masas sin gluten son más líquidas que las que tienen gluten y el secreto para que salgan ligeras es ese; que sean más húmedas.

Las masas sin gluten son más líquidas que las que tienen gluten y el secreto para que salgan ligeras es ese; que sean más húmedas.

  • Cuando hayamos terminado de amasar daremos forma de bola y la partiremos en dos. La estiraremos con ayuda de un rodillo enharinado con harina de arroz (para que no se pegue la masa, recuerda que es bastante húmeda) y dejaremos un grosor de medio centímetro.
  • Haremos cuadrados de unos 6 centímetros de lado (aunque puedes hacerlos más pequeños) y juntaremos dos puntas de los extremos hacia adentro.
  • Ahora tenemos dos opciones para cocinar los pestiños; fritos o al horno.
    • Para hacerlos fritos llenamos de aceite de oliva suave (o el que suelas utilizar) una sartén mediana y cuando el aceite esté hirviendo vamos friéndolos por ambas caras hasta que estén dorados. Después los dejamos escurrir encima de un plato o bandeja con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante. Echaremos azúcar por encima para endulzar.
    • Si quieres hacer los pestiños al horno precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y cuando alcance la temperatura mete los pestiños y hornea hasta que se doren las puntas. Cuando los saques del horno y todavía en caliente espolvorea azúcar por encima.
  • Opción: en vez de endulzar con azúcar puedes poner miel.
Pinit

Realmente están más buenos fritos porque están crujientes y ligeros, pero reconozco que tienen más grasa. Los que están hechos al horno quedan una textura tipo galleta aunque el sabor es delicioso. ¿Tú los harías fritos o al horno?

Suscríbete para no perderte ningún post

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todavía no hay ningún comentario.

¡Sé la primera en enterarte de todo!

Anterior
Apps para crear Instagram Stories
Pestiños de vino blanco ¡Ahora sin gluten y sin leche!