Instagram no ha devuelto un 200.

¿Cómo reutilizo un bizcocho seco?

Posted on 3 Min lectura

Uno de los fallos más usuales a la hora de hacer un bizcocho es pasarnos con el tiempo al hornearlo y en consecuencia, nos quedarán un pelín secos. También puede ser, que con el paso de los días nuestro bizcocho ya no sea el mismo que recién sacado del horno y haya quedado duro.

Con estos trucos esos bizcochos volverán a estar de 10, ¡ya lo verás!

  • Realizaremos un almíbar y lo echaremos por encima del bizcocho. De esta manera, el bizcocho empapará todo el líquido y volverá a estar blando. Si al hacer el bizcocho ha quedado una costra superior muy dura, haremos lo mismo pero dándole la vuelta y echaremos el almíbar por el lado que estaba abajo. (Secreto: cuando hemos almibarado un bizcocho, suelen estar más buenos al día siguiente)
  • Podemos emborrachar el bizcocho; el procedimiento es el mismo que el punto anterior pero insertando un chorrito de licor, ron… cuando hagamos el almíbar.
  • Cortamos el bizcocho horizontalemnte y lo rellenamos de la mermelada que más te guste, compota de manzana, compota de peras… Aunque estén cocinadas, las frutas están compuestas en su mayoría por agua, lo que ayudará a reblandecer el bizcocho.
  • Si eres un adicto al chocolate, puedes almibarar el bizcocho y poner una capa interior de crema de chocolate. ¡Delicioso!
Pinit
  • Si tienes un sobre de preparado para flan o para hacer natillas, ya tienes un postre de cuchara delicioso, ¿cómo se hace? Así, mira:
  1. Realizamos el flan o natillas como nos indican en las instrucciones de preparación.
  2. Ponemos el bizcocho seco en el fondo de una bandeja procurando que los bordes sean más altos que el bizcocho.
  3. Echamos el preparado de flan o natilla todavía en caliente por encima del bizcocho.
  4. Dejaremos que cuaje en la bandeja y se enfríe fuera de la nevera.
  5. Cuando esté a temperatura ambiente, ya podemos meterlo en el frigorífico (si lo metemos en caliente, puede coger olores)
  6. Cuando se haya enfriado, ya podemos servir.
  1. Necesitamos tantas copas como comensales vaya a haber.Desmenuzaremos el bizcocho y llenaremos los fondos de las copas con él (3 centímetros de alto aproximadamente)
  2. Encima del bizcocho insertaremos tanto yogurt como queramos. Puedes usar natural, de vainilla, de frutas…
  3. Cortaremos unas frutas (que peguen con el sabor del yogurt que hemos elegido) en láminas.
  4. Puedes usar fresas, peras, melocotones, uvas pasas…
  5. Si piensas que aún así le falta “un toque”, puedes echar por encima de las frutas miel, canela, cacao, azúcar…
  • Si el bizcocho era para desayunar y nadie más va a usarlo para otra cosa, seguramente este truco lo conocerás de sobra: mójalo en la leche. Parece una tontería pero cuando se te queda el bizcocho seco estás tan pendiente de ver cómo lo puedes arreglar que te olvidas de lo más básico: Bizcocho ❤️ leche
Pinit

Sin embargo, los bizcochos no casan con todo. He aquí unos ejemplos de cómo destrozar tu bizcocho seco del todo:

  • Almibararlo con zumo. Seguro que lo has hecho o has pensado en hacerlo por la pereza que te da hacer un almíbar. Siento decirte que tendrá un regustillo a rancio que no veas. El zumo frío se agria fuera de la nevera. No es lo mismo que cuando usamos zumos para preparar el bizcocho y luego lo horneamos.
  • Almibararlo con leche. Idem. Antes sí, después ¡NO!
  • Echar aceite en crudo por encima del bizcocho. Aunque sea el mejor aceite de oliva del mercado, sólo harás que sea incomible.
  • Almibararlo echando licor “en crudo” por encima. Bueno, malo no va a estar, pero… sólo se me viene a la cabeza una canción: “con un sorbiiiiiito de champáááááán” cantando junto con el resto de comensales todos piripis
  • Almibararlo sólo con agua; necesitamos un azúcar para conseguir que el bizcocho quede esponjoso. Si echamos sólo agua quedará apelmazado y podríamos crean moho por exceso de humedad.

Pues hasta aquí mis trucos para reutilizar un bizcocho seco. Si tienes algún truco que no falle nunca me encantaría conocerlo y si te han gustado estas ideas, ayúdame a difundirlo compartiéndolo en las redes sociales y por WhatsApp.

¡Nos vemos en el siguiente post!

Suscríbete para no perderte ningún post

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todavía no hay ningún comentario.

¡Sé la primera en enterarte de todo!

Anterior
Bacalao confitado a baja temperatura
¿Cómo reutilizo un bizcocho seco?