Instagram ha devuelto datos no válidos.

7 errores por los que tu bizcocho no ha salido bien

Posted on 4 Min lectura

Si acabas de sacar tu bizcocho fuera del horno y no has obtenido el resultado que estabas esperando no te preocupes, vamos a ponerle solución a estos errores que has podido cometer.

  • Si en tu bizcocho hay muchas grietas o deformaciones en la superficie, seguramente habrás añadido demasiada harina a la masa. Aunque hayas seguido la receta al pie de la letra y hayas medido los gramos exactos es posible que la humedad del ambiente no te favorezca. La próxima vez necesitarás aportar un poco más de hidratación a la mezcla. Para ello puedes añadir unos mililitros más del liquido que aparezca en la receta. Otro motivo por el que puede haber grietas en el bizcocho es que el horno caliente demasiado. Aunque lo hayas puesto a 180ºC tu horno está haciendo lo que le da la gana. Por eso si añadieras un termómetro auxiliar marcaría 190ºC, 200ºC o incluso más. ¿Qué puedes hacer en este caso? La primera opción es bajar la temperatura del horno la próxima vez que vayas a hornear un bizcocho, puedes ayudarte de un termómetro extra para que te indique la temperatura real. Otra opción es cubrir el bizcocho con papel de aluminio, no funciona tan bien como la primera opción pero ayudará a que se cueza bien el interior del bizcocho y no se reseque la superficie.
Pinit
  • Si te ha salido un bizcocho seco te habrá pasado lo mismo que en caso anterior; habrás añadido demasiada harina (u otros ingredientes secos como cacao en polvo) en relación a los líquidos que has añadido. También podría ser que hubieras añadido poca masa en el molde y lo hayas horneado durante demasiado tiempo. No hay tanta masa como para que esté dentro del horno durante tantos minutos. Si tienes que dividir las cantidades de una receta porque tu molde no es tan grande como el de la receta original recuerda que tienes que reducir unos minutos el tiempo de horneado para obtener la misma esponjosidad.
  • ¿Tu bizcocho pesa mucho o tiene textura correosa? Entonces es que te has pasado con el azúcar (pasa con cualquier tipo de endulzante, no sólo con azúcar blanco). También puede haber pasado que has añadido poco polvo de hornear (levadura de repostería, levadura royal) La próxima vez añade una cucharadita más de polvos de hornear y la masa volverá a subir.
  • Si la corteza del bizcocho está cristalina es que te has pasado con el azúcar (sí, de nuevo el azúcar) y ha hecho una capa de caramelo cristalizado. También puede ser que hayas puesto la temperatura del horno muy elevada.
Pinit
  • La miga queda compacta y apelmazada cuando no se ha batido bien ni el suficiente rato la masa. El motivo es que no se han unido bien los ingredientes y por eso queda la miga densa. Pero si estás leyendo esto y ves que ese no es el problema porque has amasado mucho rato y has visto que quedaba una textura homogénea antes de echar la masa en el molde, entonces la razón es que la temperatura del horno es demasiado baja. La tercera opción es que hayas utilizado demasiada grasa. Puede ser mantequilla, aceite, manteca o la grasa que llevara la receta.
  • El error más común de todos: tu bizcocho no ha subido. No te preocupes, en la siguiente masa añade una cucharadita más de polvos de hornear y no abras en ningún momento la puerta del horno. Y bueno, el consejo de no abrir el horno va para todos los casos. En caso de que sepas que el problema no ha estado en la puerta del horno ni en la levadura de repostería intenta añadir un poco menos de azúcar la próxima vez que hagas la receta.

Nunca hay que abrir la puerta del horno al menos hasta los últimos 5 minutos.

  • Si tu bizcocho no tiene el mismo color por todos los sitios (por un lado se ha dorado más que por otro o que los bordes están más tostados que el centro) es porque tu horno no calienta por todos los sitios igual. También puede ser que la temperatura del horneado ha sido excesiva o que no hayas batido bien los ingredientes. Entonces en unas zonas habrá más líquido que en otras y por eso en esas zonas le ha costado más hornearse y han quedado blancas.

¿Tienes algún problema que no haya mencionado o tienes alguna duda? Déjamela aquí debajo en los comentarios e intentaré ayudarte.

¡Te espero en el siguiente post!

Suscríbete para no perderte ningún post

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sé la primera en enterarte de todo!

Anterior
¿Te apuntas a la moda arcoiris?
7 errores por los que tu bizcocho no ha salido bien